04
Oct
08

Fantasias y Sueños

Ha llegado el Dios Invierno, con afilados dientes de escarcha, y el azul en la mirada de las noches en las que mengua la luna.

Larga cabellera esmeralda de hilada llovizna matutina y el olor a hierba mojada de las sombras vespertinas.

Y aunque no lo puedo ver, sé que lleva entre sus enjoyados dedos los temibles cuchillos del viento. Juega con ellos cortando mi piel (deidad cruel), hiere también mis labios y duele en los dedos.

Junto al fuego recogido;

Aúlla fuera el lobo blanco y ulula el búho albino.

Junto al fuego recogido;

Que me defiende de lo oscuro,

Que me defiende de lo frío;

Que me defiende de lo ajeno,

Que me defiende de mí mismo.

Que de la crueldad de su gobierno en la inmensa intensidad de ese frío, pueda conciliar el sueño, y olvidándome de todo, pueda al fin dormir tranquilo.

Los pasos son lentos, y no estoy seguro de cómo ni cuando he dado el primero. Los pasos son lentos, pero no dejan de ser pasos por eso.

Sin apenas darme cuenta, sin apropósito quererlo, abandono poco a poco la consciencia, poco a poco pues los pasos son lentos. Abandono la realidad, me salgo de mi cuerpo, adentrándome en el dorado reino del señor de los sueños. Cruzo el umbral que separa ambos mundos y entro. Vengo mucho por aquí, sobre todo cuando estoy despierto.

-¡Bienvenido seas amigo mío! ¿Acaso has venido a mi baile?

-No, yo no bailo – contesté.

-Pero esta noche hay un baile, ¡un gran baile en honor del Dios invierno!

-¡Eso ya lo veremos! De momento tú entra, pero, ¿cómo te presento antes mis ilustres invitados? Se hallan hoy aquí los más grandes venidos algunos desde muy lejos, héroes mitológicos, princesas de cuento, domadores de de dragones, magos y hechiceros, reyes y reinas, escritores, pintores, damas de alta cuna… ¡y hasta músicos de heavy metal! ¿Cómo te presento? ¿Como a <<un triste paria de sí mismo, carente de valor y destino, a quien, como su mundo no le gusta, viene a menudo corriendo a refugiarse en el mío>>?

Allí desterrado, el silencio fue mi dueño por la eternidad de un segundo, sin saber qué contestar me sentí como un intruso dentro de mi propio sueño.

-¡Mi madre es reina! Diles que soy un príncipe – contesté al fin.

-Sea pues, joven amigo – rió el señor de los sueños – Serás un príncipe, un príncipe en destierro.

-Como tú quieras, pero yo no bailo.

-Si su alteza no quiere bailar no tiene por qué hacerlo, pero cuidad de esconderos, que hasta el hielo se derrite al calor de una mirada, y también las más rígidas estatuas bailan si es al son de la música apropiada.

En aquél sueño de cristal y oro, volaban figuras vestidas de seda sobre un suelo de porcelana que casi no llegaban a tocar. Las elegantes posturas de quienes danzan a ciegas las dulces melodías de violines y flautas, las coquetas sonrisas y miradas de hermosas damas que esperan ansiosas a quien las saque a bailar. Pero no seré yo, ¡yo no bailo! Y como en mí es costumbre me acerco hasta la barra del bar donde poder apalancarme en un rincón, sin hacer el menor ruido ni llamar la atención y en compañía del alcohol fingir inexistencia.

Fue entonces que la vi. Allí estaba ella, despeinada como si se acabara de levantar de una larga siesta, con la ropa arrugada, desarrapada, y la cara limpia sin maquillar.

En contraste con todas las demás, una pequeña flor natural en medio de un ramo de artificiosas y falsas rosas tejidas en tela…

Me miró y sólo vi sus ojos, sonrió y sólo vi su boca.

Me cegó, me turbó, convirtiéndome en el más fiel de los devotos. Apresado en el hechizo de su polen, soy la abeja que ensimismada con la flor se niega a volver a la colmena.

Cuando quise saber su nombre ella lo recitó de carrerilla, como si recitase un poema o tararease una canción – “¡Lejana estrella triste intocable claridad inalcanzable aurora!”

ADRACUL

Anuncios

3 Responses to “Fantasias y Sueños”


  1. 1 cultum
    octubre 4, 2008 en 1:25 pm

    Primera entrega de una versión reducida de mi libro Fantasias y Sueños, que voy a ir publicando en pequeñas pildoras.
    El libro está publicado con la editorial “Nuevos Escritores”
    ISBN 978-84-96910-18-8
    Depósito Legal: SE-4126-2006 Unión Europea

  2. 2 cecilia carolina
    octubre 17, 2008 en 6:11 am

    Lastima que no te pude cumplir pero seguiré intentando, escribes muy bien sé que algún día me sorprenderé de ser amiga de alguien tan famoso como sé que vas a ser. Gracias por esta primera entrega.

  3. 3 cultum
    octubre 17, 2008 en 8:51 am

    Gracias a tí Cecilia, por tu comentario. Besos;

    Antonio/Adracul


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


octubre 2008
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 101,376 hits

Top Clicks

  • Ninguna
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: