04
Nov
08

Satán en El Antiguo Testamento

Hace unos días en un escrito titulado ¿De qué tienen miedo? Criticaba unos cuantos comentarios expedidos por una serie de personajes católicos, allí hacía mención a la etimología de la palabra Satán y prometí extender el tema un poco más para dejar en entredicho a todos éstos teólogos que simplemente cuentan lo que les interesa. Quiero dejar claro que toda ésta información está al alcance de cualquiera que se tome la molestia de leer los libros que fundamentan la religión católica.

Bien, me voy a centrar de momento únicamente en los textos del Antiguo testamento, siendo totalmente objetivo, para de esta forma alumbrar mas información sobre éste interesante tema. Quiero hacer especial mención a la diferencia existente entre satán como vocablo y Satán como nombre propio, distinguiéndola con el uso correcto de la mayúscula.

Satanás es la forma castellanizada de un vocablo que aparece 33 veces en el texto hebreo del Antiguo Testamento en la forma satán. No por ninguna razón en especial me centraré tan sólo en 14, ya que opino que son más que suficientes para dejar clara su etimología.

Se cree comúnmente que la palabra “Satanás” designa en sí un malvado y poderoso ser sobrenatural, pero esta creencia carece de fundamento bíblico. Es importante reconocer que la palabra hebrea original satán no es un nombre propio, es decir, el nombre de una persona, sino sencillamente un vocablo común y corriente que significa adversario, enemigo, acusador o calumniador. En muchas ocasiones la palabra hebrea satán aparece traducida al castellano en nuestra Biblia, pero en otras ocasiones los traductores la han dejado sin traducir y con mayúscula, dando la falsa impresión de que se trata de un nombre propio. (La palabra satán nunca se escribe con mayúscula en hebreo porque las letras mayúsculas no existen en hebreo.) Para saber quién es el adversario o enemigo a que se refiere el vocablo satán en un versículo determinado es necesario leer todo el pasaje y estudiarlo en su contexto. Como veremos, generalmente resulta fácil identificar al adversario, aunque esto puede ser problemático en algunos casos.

(La palabra satanás es una traducción al castellano)

La prueba de que satán es un vocablo hebreo común y corriente es el hecho de que a menudo aparece en la versión castellana del Antiguo Testamento en forma traducida al castellano, de manera que el lector inadvertido de la Biblia se encuentra muchas veces con la palabra satán sin darse cuenta de ello. En la Biblia Reina-Valera de 1960, satán es traducida al castellano en 14 ocasiones:

1. Números 22:22 En este versículo el ángel de Dios es un adversario (hebreo satán) para Balaam, poniéndose en el camino para impedir que Balaam salga a maldecir al pueblo de Israel.

2. Números 22:32 La frase “yo he salido para resistirte” es la traducción al castellano de una frase hebrea que dice literalmente, “yo he salido como adversario (satán) tuyo.” Nuevamente, el adversario en referencia es el ángel de Dios. En estos dos casos, el satán o adversario a que se refiere es el mismo ángel de Dios, por lo que se puede ver claramente que la palabra satán no se refiere necesariamente a un ser maligno o malvado. El ángel de Dios fue un satán para Balaam simplemente porque se opuso a que fuera con los embajadores de Balac.

3. 1 Samuel 29:4 Los filisteos temen que David se les vuelva enemigo (hebreo satán) si sale a la guerra con ellos.

4. 2 Samuel 19:22 David dice que los hijos de su hermana Sarvia (Joab y Abisai) le son adversarios (hebreo satán) porque quieren dar muerte a Simei, mientras que David ha decidido perdonarlo.

5. 1 Reyes 5:4 Salomón dice que no hay adversarios (hebreo satán), es decir, que está en paz con las naciones circunvecinas.

6. 1 Reyes 11:14 Hadad edomita es un adversario (hebreo satán) de Salomón.

7. (2 veces)1 Reyes 11:23 y 11:25 Rezón hijo de Eliada es otro adversario (hebreo satán) de Salomón.

8. Salmos 38:20 David dice que los que le pagan mal por bien le son contrarios (hebreo satán).

9. Salmos 71:13 David desea que perezcan sus adversarios (hebreo satán).

10. Salmos 109:4 David se queja de sus adversarios (hebreo satán).

11. (2 veces) Salmos 109:20 y 29 David se queja nuevamente de los que lo calumnian (hebreo satán).

12. Zacarías 3:1 El verbo acusarle es una forma de la palabra hebrea satán. Este versículo y el siguiente, en los que la palabra satán también aparece sin traducir, serán explicados más adelante.

Fue el cristianismo el que juntó a Lucifer y satán para dar adjetivo a lo malvado y designar así al Diablo.

He aquí la etimología de una palabra mal interpretada en una gran mayoría de ocasiones.

Comprendiendo esto se le puede atribuir al satanismo un tinte filosófico inicial por el cual se eligió este nombre para designar una religión, que originalmente se podía considerar contraria al cristianismo.

Un saludo,

SweetPain

Anuncios

5 Responses to “Satán en El Antiguo Testamento”


  1. 1 tRAUco
    noviembre 4, 2008 en 4:45 pm

    Muy interesante el articulo.
    Me hace pensar en la cantidad de cosas que ni los cristianos saben de su religion.
    Igual es por eso que son cristianos:)
    Un saludo

  2. 2 Uriel
    abril 1, 2009 en 3:04 pm

    En general el ciudadano contemporáneo cree en una caricatura de Dios y del orden superior, son tantos los errores sobre los cuales se habla, polemiza y levantan discursos, que la tierra entera esta en penumbras. Los intelectuales se han vuelto ateos, y los depositarios de la fe han mostrado con insistencia que la fe, es único camino para acceder a Dios.
    Es tanta la locura, que tanto ayer como hoy existen sociedades luciferinas basadas en una figura que no es más que la descripción de un rey babilónico que duerme su muerte , otros urden semejanzas entre Cristo y Mitra y aún con Osiris.
    Muchos discursos ateos asocian al querido Dios con las religiones y aún con los genocidios humanos.
    ¿ Donde esta el cielo claman algunos si sólo vemos espacio y cuerpos celestes?, Cómo hacerles saber que el buen Job, hermano de ustedes, supo quien ata las constelaciones, las llama por su nombre y esta se supeditadas a sus leyes ¿ Podría estar el cielo allí?.
    Otros crean trampas lógicas para cazar a Dios y probar su no existencia, pero ¿ en que estadio del conocimiento esta el hombre que en su soberbia ha dicho ¡ Lo sé todo!, …con humildad, ante la potestad ¿ qué sabemos?
    Querido amigos, Cristo es medico de enfermos, luz para los que buscan a ciega sin encontrar, es mayor que nosotros, pero el querido Dios, siempre ha estado y estará con nosotros, por eso en vida, y aún en la muerte, así pasen millones de años, escucharemos su voz y responderemos.

    Uriel, hermano de ustedes

  3. 3 cesar
    marzo 31, 2011 en 2:12 am

    al parecer se le paso por alto primera de cronicas 21:1 donde claramente dice Satanás bueno que explicacion tendrian para eso.

  4. 4 malleficarum
    marzo 31, 2011 en 7:22 am

    No César, no fue pasado por alto, sino que vamos a la etimología de la palabra, que significa “Enemigo”.
    Tengo familia que es católica, evangélica bautista, Testigos de Jehová, y no discrepan ante esto, de hecho, me hacen ver que la presencia de estos “enemigos-satán” están por todas partes.

    Prefiero sacarle la cola, los cuernos, y llamarlos “gente con la que me llevo mal”.

    Ahí vamos, a la etimología.

    Saludos! gracias por comentar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


noviembre 2008
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 101,376 hits

Top Clicks

  • Ninguna
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: