11
Dic
08

Fantasías y Sueños 3

Una pregunta:

¿Tienes quizás pensado regalar algo a alguien próximamente?

¿Que tal si regalas mi libro?

Creo que sería un buen regalo, y además

a mí me harías un favor, que en este país

si no eres famoso no vendes ni pipas.

Encontrarás justo aquí abajo un fragmento, y si te resulta interesante, en entradas anteriores podrás ver un par de ellos más.

Aquí tienes el link para adquirirlo

http://www.nuevosescritores.es/libros/fantasias-y-suenos.html

 

“Érase una vez, hace mucho, mucho tiempo, en un país sin nombre, dos enamorados que mucho se quisieron” –  y para la evolución de este cuento, a mi me da lo mismo, si ella era una gran dama y él el bufón del reino, o si él fue caballero ilustre y ella hija de granjeros, ambos de noble cuna o simples mendigos fueron. Imaginároslo como gustéis, lo único importante y a tener en cuenta para el desarrollo de este cuento es lo mucho que se quisieron;

“Se juraron estos amantes bajo la luna amor eterno, pero haciendo esto incurrieron en la ira de un tercero” –  También podéis aquí elegir, lo que gustéis para el cuento, ¿quizás una malvada bruja, quien sufría enamorada de él?, ¿O tal vez sea que loco de amor por ella se desvivía un poderoso hechicero? ; elegir lo que queráis, si hada o ninfa, nomo o duende, lámia, demonio, bruja, trasgo o hechicero;

“celoso aquel tercero se interpuso a ese amor, prohibiéndolo.

Aquellos dos amantes que se habían prometido amor eterno, no pudiendo vivir sin estar juntos, decidieron escapar, huir bajo las estrellas, para casarse en secreto y por fin en paz vivir, en algún país muy lejos.                                                                                                                                                                                 Así huyeron los amantes, a la luz de las estrellas, protegidos en la noche y bajo su oscuro techo. Pero aquel tercero informado, rabiando y maldiciendo, juró por la inmortalidad de su alma, que ese amor dejaría desecho, y con todo su poder salió en tropel tras ellos.

A los amantes encontró, en fatídico momento, pues sintiéndose ya a salvo de sus ropas se desprendieron, y se iban a abrazar, uno del otro al encuentro cuando aquel llegó, y rabiando y maldiciendo, el uno frente a la otra, tan cerca pero tan lejos, sin poder llegar a tocarse en árboles se convirtieron.

Los brazos extendidos fueron entonces ramas y los pies raíces fueron clavándose en el suelo. La carne se hizo madera, la sangre se tornó en sabia, sin poder acabar su abrazo, la una frente al otro, eternamente atrapados, ambos desnudos ambos callados, eternamente atrapados, tan cerca pero tan lejos,”

 

Hasta aquí solo una parte, pero sabed como fue que las cosas siguieron: “Pues sabemos que las cosas suelen ser siempre cuestión de tiempo, y que el tiempo es implacable y su paso certero, primero son minutos, luego son horas y las horas se convierten en días enteros. Varios días son semanas y varias semanas son meses, y cuando tienes doce de estos, entonces se llaman año. Los años se acumulan como los granos de arena en un desierto, así nacen los lustros, siglos y milenios.

Durante el paso de este tiempo, se suceden los gobiernos de cuatro poderosos Dioses, llamados estaciones, que en su ciclo cada uno deshace algo que hizo el que vino y gobernó primero. Y así, aunque ellos ni lo pretenden ni lo saben, pues todo lo que hacen lo hacen por despecho, han creado un ciclo perfecto y cada vez que lo repiten van dándole vida al mundo entero.

 

Primero el Dios Invierno, con afilados dientes de escarcha, cabalga sobre una yegua blanca, como una blanca nevada o una helada blanca, por donde el jinete terrible pasa se enfría la tierra y  se enfrían las aguas, y así se van a dormir todas las plantas, el agua se hace hielo y cubre la tierra con su capa.

 

Dibujo Original de ADRACUL,incluido en el primer borrador del libro.

Tras  el  invierno llega la  Primavera, un hada de gran belleza, empeñada en deshacer los rigores del invierno, despierta las flores y las plantas de su sueño, las hace sonreír se perfuma con su aroma y se cubre con sus pétalos.

Un millón de gotas de rocío, brillantes como diamantes, la coronan como reina. Puestos sobre su cabeza peinada con rayos de sol de oro y los mil colores que salpican  sus alas de mariposa; hermosa primavera reina de las hadas, eternamente joven eternamente bella.

 

Luego llega el cálido Verano, este medio pícaro duende medio demonio malvado. Como vive en el infierno se trae consigo su calor insano, sopla su flauta llamada siroco y con este  agobia a las mujeres para que duerman desnudas y dejen de par en par abiertas las ventanas, por ahí entra por las noches y contemplándolas sobre las sabanas, las acaricia con su lengua, que esta hecha de brisa caliente y les susurra al oído lujuriosas palabras y cosas obscenas. Luego les mete la lengua por la oreja y  se tumba sobre ellas, y les hace el amor mientras duermen, por eso se despiertan con el corazón acelerado, bañadas en sudor a altas horas de la madrugada, sin saber que les ha pasado.

 

Luego viene el agrio Otoño, que es un triste y melancólico viejo, con su barba gris que arrastra por el suelo, va diciendo, – “ya se acaba otro año, ya pasaron por  aquí mi amada primavera, y el verano insano, y ya ensilla su caballo el cruel dios invierno, así es que iros preparando, pues pronto me marcharé y se acabará lo bueno”; Pasa volando, agitando sus gigantescas alas pétreas  y quebradas de gárgola, con el aire que desprenden en su grisáceo batir  caen las hojas de árboles y  empiezan a irse a dormir las primeras  plantas, mustias por contagio del triste aleteo del viejo;

 

Esto es así año tras año, el ciclo se va repitiendo y los dioses alternan su gobierno imponiendo cada uno a su manera su ley.

 

Pasaron, muy despacio, los años, con ellos las estaciones y así los árboles fueron creciendo;

Año tras año, centímetro tras centímetro.  Los troncos ensancharon y profundizaron las raíces en el suelo, los brazos extendidos fueron, centímetro a centímetro, creciendo…

Hasta que un mágico día aquellas ramas extendidas una en pos de la otra, alcanzaron a tocarse. Las ramas siguieron creciendo y enredándose fueron. Primero dos árboles cogidos de la mano, luego, conforme siguieron creciendo, aquello fue un abrazo, el abrazo de dos amantes que largo tiempo ansiaban tocarse, una frente al otro, tan cerca pero tan lejos. Ahora por fin juntos para toda la eternidad.”

 

Pero aún no termina así mi historia.

 

“Pues han seguido pasando los años, siglos enteros, y aquel que los maldijo con crueldad ahora yace desde hace mucho en su sepulcro muerto. Y los árboles amantes continuaron con su abrazo eterno, mas abrazados si cabe, amándose más con el tiempo. Fruto de todo ese amor los muchos hijos que tuvieron, pues hoy a su alrededor hay un bosque floreciendo y justo en su interior, en el centro de ese bosque denso, haciéndose el amor, dos árboles amantes en un abrazo eterno.”

 

Con aquel cuento en la cabeza, del que supongo se espera que algo aprenda, abandone al señor de los sueños y emprendí mi viaje por aquel mundo bizarro, buscando una fantasía en un sueño…

ADRACUL

Anuncios

0 Responses to “Fantasías y Sueños 3”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 101,376 hits

Top Clicks

  • Ninguna
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: