21
Dic
08

Oculto bajos las hojas

Los samurais y su modo de vida fueron abolidos en 1870, no había necesidad de hombres luchadores y guerreros. Su modo de vida se extinguió, aunque no fue olvidado.

Bushido, literalmente traducido como El Camino del Guerrero, dicta las leyes que rigen el camino o via del samurai y puede resumirse en siete principios:

1. GI: Honradez y Justicia
Cree en tu propia justicia, no en la de los demás, y actúa siempre de acuerdo a ella. Sé honrado con todo el mundo, y recuerda que aquí sólo existe lo correcto y lo incorrecto, no hay honradez ni justicia a medias.

2. YU: Valor
Álzate sobre las masas de personas que temen actuar. Un samurai debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

3. JIN: Compasión
Por su entrenamiento, el samurai no es como el resto de los hombres, es rápido y fuerte. Debe ayudar a los demás.

4. REI: Cortesía
Los samurais no tienen motivos para ser crueles, no tienen porqué demostrar su fuerza. Un samurai es cortés incluso con sus enemigos.

5. MEYO: Honor
El samurai solo tiene un juez de su propio honor y es él mismo. No puedes ocultarte de ti mismo.

6. MAKOTO: Sinceridad absoluta
Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará.

7. CHUGO: Deber y lealtad
Para el samurai, haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Cuidado con el camino que sigues.

Este código de conducta inspiró la obra llamada “Hagakure”, que significa “oculto bajo las hojas”. Obra que señala el camino del guerrero, sus principios éticos y filosóficos.

En realidad, Bushido es vivir incluso cuando no se tienen deseos de vivir. Es saber morir en cada instante de la vida, vivir el eterno presente, sumido en el aquí y ahora.

La vía del samurai reside en la muerte, en saber escoger entre la vida y la muerte y elegir la muerte. No hay en ello nada difícil; sólo hay que armarse de valentía y actuar. Algunos dicen que morir sin haber alcanzado su misión es morir en vano; es un razonamiento no válido en la ética de los samuráis.

Hacer una elección juiciosa en una situación donde las posibilidades de vivir o morir se equilibran es casi imposible. Todos preferimos vivir y es muy natural que el ser humano encuentre siempre buenas razones para continuar viviendo.

El que escoge vivir habiendo fracasado en su empeño, será despreciado y será a la vez un cobarde y un fracasado. El que muere después de haber fracasado, muere de una muerte fanática, que puede parecer inútil. Pero en cambio, no será deshonrado. Tal es lel camino del samurai.

Para ser un samurai es necesario prepararse para la muerte todo el día. Cuando un samurai está constantemente dispuesto a morir, ha alcanzado la maestría de la vía y puede dedicar, sin cesar, la vida entera al servicio de su señor.

Sólo hay una lealtad mayor a la del samurai con su señor, la que el samurai tiene con sus súbditos.

NIDALA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Comentarios recientes

Blog Stats

  • 96,770 hits

Top Clicks

  • Ninguna

A %d blogueros les gusta esto: